El origen de los Premios Nobel

El 10 de diciembre de 1947, los galardonados con el Premio Nobel en los instantes previos a la entrega de los premios. En el centro, a la derecha de Houssay, están los esposos Cori. Preservada en el "Museo Bernardo A. Houssay".Alfred Nobel (1833-1896), el industrial sueco del siglo XIX creador de los premios que llevan su nombre, fue el inventor de la dinamita. Este explosivo desempeñó y desempeña un importante papel en el desarrollo industrial del mundo, pues su uso aumentó la oferta de hierro y los minerales necesarios para la fabricación de máquinas, locomotoras, vagones de ferrocarril y vehículos de motor. También facilitó la construcción de los ferrocarriles y las carreteras a lo largo y ancho de los continentes, haciendo posible así la distribución masiva de mercancías.

Se puede, pues, decir que, con el invento de la dinamita, Nobel fue un benefactor de la humanidad, al igual que lo fueron los ganadores de los premios que estableció en su testamento.

Vida y personalidad de Alfred Nobel

Nacido en Estocolmo en 1833 de padres suecos, Alfred Nobel viajó y vivió con su familia en San Petersburgo, la capital del Imperio Ruso. Nobel se consideraba a sí mismo un ciudadano del mundo pero nunca renunció a la ciudadanía sueca. Nobel leía, hablaba y escribía con fluidez sueco, ruso, inglés, francés y alemán, como lo muestran sus cartas manuscritas.

Los Premios Nobel reflejan los intereses personales del fundador quien estableció generosos premios en física, química, fisiología y medicina, las disciplinas que mejor conocía y de las que esperaba los mayores avances para la humanidad. Nobel sufriía de mala salud y, frecuentemente, tomaba curas en balnearios: "menos para beber las aguas que para descansar". Pero confió y tuvo esperanza en los avances de la medicina. En cierta ocasión, empleó a un joven fisiólogo sueco a fin de probar sus propias teorías sobre el problema de la transfusión de sangre. Esos esfuerzos no se vieron coronados por el éxito, pero los problemas relacionados con las transfusiones sanguíneas fueron resueltos por el austríaco Karl Landsteiner quien, en el año 1930, recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina.

El diploma Nobel. Preservado en el "Museo Bernardo A. Houssay". El premio de literatura también refleja las predilecciones personales del donante quien, desde la temprana juventud, era escritor y ávido lector. Si bien destruyó los poemas de la adolescencia escritos en sueco, preservó de la destrucción un largo poema autobiográfico, en inglés, del que, ocasionalmente, entregó copias a amigos íntimos.

Nobel fue un lector de toda clase de libros en todas las lenguas que conocía. Lo que entendía en su testamento por una "tendencia idealista", queda mostrado por los libros y autores que más le gustaban. Cuando otorgó su testamento final, en 1895, escribió cartas entusiastas sobre varios autores, entre ellos la sueca Selma Lagerlöf, quien fue la primera mujer en recibir, en 1909, el Premio Nobel de Literatura.

Los Premios Nobel a los promotores de la paz tuvieron, asimismo, una justificación personal. La recomendación especial a favor de los "organizadores y promotores de congresos por la paz" muestra que tenía en el pensamiento a su amiga, la baronesa Bertha von Suttner, de Austria, cuyos Congresos por la Paz en Roma y Berna había contribuido a sostener financieramente. Aunque había estado interesado en los problemas de la paz mucho antes de encontrarse con ella, el encuentro confirmó su interés. En 1905, la baronesa von Suttner recibiría el Premio Nobel de la Paz.

Interior del diploma Nobel. Preservado en el "Museo Bernardo A. Houssay".Muchas veces se ha planteado la cuestión: "¿Por qué fue designada Noruega para la selección de los premios de la Paz?". El propio Nobel no dio explicación alguna. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, durante la vida de Nobel, Suecia y Noruega estuvieron federadas en una unión, pacíficamente disuelta en 1905. Cuando Nobel redactó testamento, le pareció natural dividir la responsabilidad de otorgar los premios entre las dos partes de su patria. Una razón que, quizás haya contribuido, fue su admiración por el gran patriota y escritor noruego Bjornstierne Bjornson, laureado en literatura en 1903.

La proclamación de los candidatos para el Premio de la Paz fue encomendada a un Comité, elegido por el Storting, el Parlamento noruego. Como miembro de la Real Academia Sueca de Ciencias en Estocolmo, Nobel pensó que la Academia era el órgano apropiado para la selección de los laureados en Física y Química. La selección de los premios en Fisiología o Medicina fue confiada al Karolinska Institutet de Estocolmo.

Aunque la Academia Sueca no le era muy conocida, Nobel presumió que, a semejanza de la Academia Francesa, era la organización apropiada para la selección de los premios en Literatura.

Los Premios Nobel

En 1895, Nobel, que desconfiaba de los abogados, redactó testamento sin la ayuda o asistencia de ningún profesional. Este testamento, que reemplazó a dos previos redactados en 1889 y 1893, estableció que los ingresos provenientes de su herencia, la cual al momento de su fallecimiento en 1896 ascendía a más de 33 millones de coronas, deberían ser divididos anualmente en cinco partes iguales y distribuidos "en forma de premios a las personas que, durante el año anterior, hayan aportado los mayores beneficios a la humanidad". Los premios serían distribuidos en la forma siguiente: "Una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o el invento más importante en el campo de la Física; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento o mejora más importante en Química; una parte a la persona que haya hecho el descubrimiento más importante en el dominio de la Fisiología o de la Medicina; una parte a la persona que haya producido, en el campo de la Literatura, la obra más notable de tendencia idealista; y una parte a la persona que haya llevado a cabo la mayor o mejor labor en favor de la fraternidad entre las naciones, por la abolición o reducción de los ejércitos permanentes y por la celebración y el fomento de congresos por la paz". El testamento estableció también que, en la distribución de los premios no se considere en forma alguna la nacionalidad de los candidatos, sino que deberá recibir el premio el más digno, independientemente de que sea escandinavo o no".

Programa de entrega de los Premios Nobel a E. V. Appleton de Física, R. Robinson de Química, Carl F. Cori, Gerty Cori y B. A. Houssay de Fisiología y Medicina y André Gide de Literatura. Preservado en el "Museo Bernardo A. Houssay"En términos legales, el testamento de Nobel no dejaba la herencia a nadie en particular, y, leído en enero de 1897, fue combatido por algunos de sus parientes. Más aun, Nobel no había tomado contacto con las diferentes instituciones ejecutoras para cerciorarse de si aceptaban la responsabilidad de otorgar los premios. Los políticos criticaron la idea, en su conjunto, y el Rey Oscar II de Suecia y Noruega manifestó escepticismo. Pasaron más de tres años antes de que la cuestión fuese resuelta mediante la organización de la Fundación Nobel, como legataria y administradora del capital de Nobel, mientras que los diferentes organismos mencionados en el testamento aceptaron las responsabilidades confiadas. Un papel decisivo para asegurar el éxito final del establecimiento de la Fundación Nobel en 1900 fue desempeñado por el joven colaborador del propio Nobel y albacea testamentario, Ragnar Sohlman, quien llegó a ser Director Gerente de la Fundación.

Los Comités Nobel

Existen cinco Comités Nobel especiales, ligados a los organismos otorgantes de los premios. Cada uno de esos Comités se compone de cinco miembros, y cada Comité puede solicitar otros expertos a los efectos de asesoramiento suplementario.

El órgano administrativo unificador es la Fundación Nobel de Estocolmo. El principal cometido del Consejo de Administración es administrar los fondos y las propiedades de la fortuna legada por Alfred Nobel.

El Premio de Ciencias Económicas

El Sveriges Riksbank (Banco de Suecia) instituyó en su tricentenario, en 1968, un Premio de Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel, asignando a la Fundación Nobel una cantidad igual a la de sus premios normales. El ganador de aquel premio había de ser elegido todos los años por la Real Academia Sueca de Ciencias que para la nominación de candidatos, adjudicación de los premios y entrega de los mismos, sigue las normas y reglas de los Premios Nobel.

El proceso de selección

Las personas calificadas para proponer candidatos a los premios son: los propios laureados con Premios Nobel, dentro de sus respectivos campos; los miembros de los organismos otorgantes de los premios, así como los pertenecientes a los Comités Nobel, en sus esferas respectivas; los profesores y catedráticos en los diferentes campos, tanto en las universidades específicas como los seleccionados luego de una invitación especial por los organismos respectivos otorgantes de premios; los presidentes de Asociaciones de Autores representativas, para el de Literatura; los miembros de organizaciones internacionales, parlamentarias o legales y los miembros de Parlamentos y Gobiernos, para el de la Paz. Quienquiera se proponga a sí mismo queda automáticamente descalificado. Es de notar que, solamente, podrán proponer candidatos, y tienen el derecho a ello, las personas que componen dichos organismos, no las organizaciones como tales. Como ni las autoridades suecas ni las noruegas tienen influencia alguna sobre las decisiones relativas a los premios, ninguna representación o apoyo oficial a favor de candidato alguno tiene relevancia.

Los Comités examinan las propuestas que tienen que estar a su disposición antes del día 1º de febrero, y al principio del otoño del hemisferio norte, sus informes son presentados a los respectivos Comités Nobel. Después de sopesar los méritos de los candidatos, los organismos otorgantes de los premios dan a conocer las decisiones finales, generalmente a mediados de octubre. Todos los procedimientos para el otorgamiento de los premios son secretos.

Las ceremonias de presentación

Los Premios Nobel de Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura y el Premio de Ciencias Económicas son formalmente entregados por S.M. el Rey Gustavo V a los laureados en una ceremonia que tiene lugar, en general, en el Palacio de Conciertos de Estocolmo, el día 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel, acaecida en 1896 en San Remo, Italia. La entrega del Premio de la Paz tiene lugar, el mismo día, en el Ayuntamiento de Oslo, en Noruega.

Cada laureado recibe una medalla Nobel en oro y un diploma Nobel. El importe del premio, que varía según los ingresos netos del capital del fondo, es transferido después del 10 de diciembre según los deseos de los laureados. En 1992, el valor de cada uno de los premios Nobel fue de 6,5 millones de c.s. [coronas suecas equivalentes a 0,14 dólares EEUU en abril de 1993]

Los premios son considerados, en general, como los más altos honores cívicos del mundo. Además de estimular a quienes los reciben y a los posibles candidatos, los premios han servido para hacer que los logros científicos y literarios, así como las contribuciones humanitarias, sean mucho más ampliamente difundidos y conocidos.

"El Instituto Carolino decidió otorgar el Premio Nobel de Fisiología y Medicina para 1947, en partes iguales, a usted por su descubrimiento de la importancia de la parte anterior de la hipófisis en el metabolismo de los azúcares, y a Carl Cori y Gerty CoriEl doctor Alberto Houssay recibió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1947.

Fuentes: Bergengren, Erik, Alfred Nobel. Thomas Nelson & Sons Ltd., Edimburgo. 1962
Nobel, the Man and His Prizes. American Elsevier Publishing Company, Nueva York, 1972.
Sohíman, Raguar, The Legacy of Alfred Nobel. The Bodley Head, Londres, 1983.
Stáhle, Nils K., Alfred Nobel y los Premios Nobel. El Instituto Sueco, Estocolmo, 1991.


Período anterior Documentos de este Período Próximo período
Síntesis de este período
Democracia efectiva y solidaridad latinoamericana
1947: Premio Nobel de Fisiología
El origen de los Premios Nobel
El Instituto de Biología y Medicina Experimental
La creación del Instituto de la Fundación Campomar
Revista Ciencia e Investigación
Investigaciones 1943
Separación de Houssay y repercusiones
Credo personal de Houssay
Mantener la Ciencia en el país
Seguir sirviendo a la Universidad y al País
El Profesor doctor Bernardo A. Houssay
Un día

Copyright © los Autores